la tumba de la llorona

La tumba de la llorona

La tumba de la llorona

Esta tumba se encuentra en un antiguo pueblo en Dolores, Hidalgo Guanajuato.

Este lugar es el √ļnico donde el Vaticano confirm√≥ que la llorona se aparec√≠a, a tal grado de hacerse un exorcismo.

Desde el a√Īo 1850 se escuchan sus lamentos aqu√≠, el due√Īo de estas tierras en 1963 mando hacer una cruz grande arriba del calvario, pero en una tempestad le cayo un trueno justamente ala cruz y la despedaz√≥ lanzando piedras hasta 300 mts de distancia.

Desde hace a√Īos en estos campos de cultivo muchos campesinos llegaban a trabajar las tierras, cuando todos los campesinos regresaban a sus casas en los a√Īos 1800 en su recorrido de estos ranchos escuchaban quejidos y llantos de una mujer de blanco, que la ve√≠an flotando con un velo muy delgado entre los campos e iba sollozando el popular llanto ”Ayyyyyy mis hijos.”


Muchos de estos campesinos le contaban a sus familiares que la escuchaban y muchos de ellos aparecían muertos o simplemente desaparecían así y se creía que la llorona se los había llevado.

Cerca de estas tierras había un río en el que aparecían los cuerpos de los campesinos a los que los acosaba la llorona.

Ya cansados de lo mismo, los due√Īos de estos campos trajeron a frailes espa√Īoles que eran representantes en esa √©poca de la iglesia cat√≥lica, pero ellos no pod√≠an decir que hab√≠a un ente hasta que hubiera pruebas antes de proceder as√≠ que mandaron a los frailes a que se quedaran a dormir y durante la noche uno de ellos en su recorrido oy√≥ los lamentos desesperados de una mujer y al d√≠a siguiente dijo lo que pasa ah√≠, – Yo he escuchado gritos y no solo eso, vi a una mujer de blanco pasearse por los sembrad√≠os hasta ese punto (donde ahora esta la tumba) donde dejaba de llorar.

Lo mandaron al vaticano, la iglesia ordeno que se construyera esa tumba y no solo eso en ese lugar se hizo el primer exorcismo en México en donde se determino que una entidad estaba habitando en un lugar físico.

El llanto de esta mujer dice as√≠ ”aaay mis hijos” por si aun no conocen la historia, esta mujer hab√≠a tenido 3 hijos con el amor de su vida, pero el al no querer estar con ella m√°s, se enloqueci√≥ y en un r√≠o cerca de su casa ahogo a sus hijos, en venganza contra el marido, ellos fallecen y su marido se entera y en lugar de sentir esa satisfacci√≥n que ella pensaba ganar ahogando a sus propios hijos ella empez√≥ a sentir un profundo arrepentimiento, un profundo dolor, tan es as√≠ que todos los d√≠as al borde de ese r√≠o se pon√≠a a llorar.

Hasta que ya no soporto más, se amarro a una carreta y se aventó a este río para morir con la esperanza de poder reencontrarse con sus hijos.
Pero seg√ļn la biblia el peor pecado que puedes hacer es matar a tus propios hijos, ya que es una burla hacia Dios porque son un regalo de √Čl.

As√≠ que al suicidarse jam√°s pudo reencontrarse con ellos y su esp√≠ritu se quedo con un profundo dolor y enojo que aun despu√©s de tantos a√Īos sigue vagando su esp√≠ritu buscando a sus hijos.

Y si no encuentra a los suyos, se lleva a otros ni√Īos.
La leyenda dice que si entras a un r√≠o siendo un ni√Īo, y escuchas ala llorona es porque ella ya te esta acechando.

Créditos: Mystery World

la tumba de la llorona
Compartir

2 comentarios en “La tumba de la llorona”

  1. Entonces al final, ¬Ņenterraron a la llorona en la tumba de la foto? En todas las versiones que he escuchado de la leyenda, es la primera vez que hacen menci√≥n de ese detalle, lo que me hace pensar que probablemente fue una mujer que s√≠ existi√≥.

    Como sea, gracias por compartir, me gustan mucho las historias que se suben a este blog. ¬ŅPodr√≠an hacer un post con leyendas de terror de Paraguay?

    1. Hola ¬Ņcomo estas? si seria as√≠. Ahora con mas tiempo intentare comenzar a subir leyendas paraguayas que seg√ļn escuche son muy interesantes, si tenes para recomendar alguna seria genial, muchas gracias por comentar y que sea de tu agrado el blog.

Dej√° un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *