ROSEMARY WEST: la historia de una despiadada asesina en serie

ROSEMARY WEST: la historia de una despiadada asesina en serie


Rosemary Pauline West nació el 29 de noviembre de 1953 en Devon, Gran Bretaña. Se sabe que no tuvo una infancia y una adolescencia fácil, ya que sus padres padecían una enfermedad mental. Rosemary no era buena estudiante, sufría de problemas alimenticios y episodios cada vez más agresivos a medida que crecía. A una corta edad desarrollo un interés por hombres mayores. Los que la conocían la describían como una chica mala, le encantaba la pornografía y las perversiones.

Ya con mucha experiencia sexual, a sus 15 años conoció a Fred West, quien quedo encantado por su forma de ser, despiadada y sádica.
Fred West era un granjero de familia humilde, que al igual que Rosemary tuvo una infancia difícil, ya que su padre lo golpeaba y su madre abusaba de el con tan solo 12 años. A los 20 años fue procesado por violar a su hermana pequeña, pero fue sobreseído, a pesar de que el acepto haber tenido sexo con ella. Después de eso, Fred vivió en varias ciudades. Se decía que era un hombre grosero y tosco. En 1962 se casó con Rena Costello, que tenía una niña llamada Charmaine, a la que Fred adopto. Pronto la pareja tuvo una hija a la que llamaron Anne Marie. El matrimonio no duro mucho, y Rena abandono a Fred, dejando las dos niñas con él.

ROSEMARY WEST: la historia de una despiadada asesina en serie


Fred ya tenía antecedentes de violación y asesinato antes de conocer a Rosemary. Al poco tiempo de conocerse, ella quedo embarazada de su primera hija y se mudó a la caravana donde Fred vivía con sus dos hijas. Rosemary no toleraba a las hijas de su marido, a quienes golpeaba y maltrataba constantemente y en uno de sus arranques de locura, mato a la mayor de ellas, Charmaine. En 1972 Fred y Rosemary se casaron y tuvieron a su segunda hija. Pronto se mudaron a una casa más grande en el número 25 de Cromwell Street, en Gloucester. Allí ella se dedico a la prostitución, cosa que a Fred la agradaba, ya que el disfrutaba viendo a su esposa con otros hombres.

La casa del horror de Rosemary y Fred West


A los pocos meses de vivir en esa casa, los West conocieron a una joven llamada Carol, a la que contrataban como niñera de sus hijos ocasionalmente, y un día que ella se encontraba en la casa, la drogaron y la violaron. Tras lo ocurrido la joven los denuncio a la policía, pero el caso no próspero y ella retiro la denuncia, por lo que los West solo fueron multados con 50 euros. Ese fue el comienzo de las muchas violaciones y asesinatos que pronto ocurrirían en esa terrorífica casa.


Al poco tiempo transformaron el sótano en una cámara de tortura. Allí llevaban a niñas menores de edad, donde las sometían a actos de esclavitud y brutales violaciones. Una de sus víctimas habituales fue su hija Anne Marie, de tan solo 8 años, quien fue abusada por su propio padre mientras Rosemary la retenía. Tras varios años de brutales violaciones, Anne Marie decidido marcharse de esa casa, por lo que Fred comenzó a violar a su otra hija Heather. A medida que Heather crecía, se daba cuenta de que algo no estaba bien en su familia, de que no era normal, y se volvía cada vez más rebelde e independiente, por lo que Fred la considero un problema y no dudo en matarla y enterrarla en el patio junto con otras víctimas.

Durante los siguientes años, Rosemary tuvo mas hijos, de diferentes hombres, fruto de su trabajo, por lo que Fred decidió rentar habitaciones de la casa para poder mantener la numerosa familia. Pero las jóvenes que entraron en esa casa en busca de un lugar donde dormir, nunca más salieron de allí. Fueron asesinadas, desmembradas y enterradas en el jardín o en el sótano de la casa.

ROSEMARY WEST: la historia de una despiadada asesina en serie

Inicia la investigación y posterior juicio en contra de los West


El 6 de agosto de 1992 se inició una investigación contra los West, después de que una de sus hijas le contara a una compañera de la escuela lo que estaba pasando en su casa. En 1994 la policía consiguió una orden para poder registrar la casa de los West, donde luego de realizar una excavación en el jardín, encontraron los restos de Heather y de otras víctimas más.

El 4 de marzo de 1994 Fred admitió el asesinato de nueve jóvenes, incluyendo el de su hija Heather y el de su primera esposa. El 30 de junio fueron llevados ante un tribunal donde él fue acusado de 11 asesinatos y Rosemary de 10. Fred se suicido a principios de 1995 antes de su juicio, en la celda de una cárcel de Birmingham. Por su parte, Rosemary west fue a juicio y el 22 de noviembre de 1995 el jurado la encontró culpable de los 10 cargos por homicidio y fue sentenciada a cadena perpetua sin libertad condicional.


La “casa de los horrores” como fue nombrada y conocida la terrible casa de los West, donde sucedieron esos brutales asesinatos, fue derrumbada en 1996. Hoy a mas de 20 años, ya solo queda el recuerdo y una terrible historia de lo sucedido, que los vecinos y conocidos de los West solo quieren olvidar.

Compartir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.