El hombre que duerme 300 días al año debido a una misteriosa enfermedad

Un hombre de 42 años, llamado Purkharam, en India tiene una extraña enfermedad que le provoca migrañas y sueños tan profundos que puede pasarse hasta 25 días seguidos durmiendo. Se trata de la la hipersomnia del eje HPA, una condición extremadamente inusual que no permite que las personas se desenvuelvan normalmente en sus vidas.

Purkharam vive en India y es dueño de una tienda en su pueblo natal, la cual sólo puede atender cinco días al mes, porque su enfermedad no lo deja estar más tiempo despierto. Lo más extraño que le sucedió por esta condición es el haberse quedado dormido mientras trabajaba y despertarse recién el mes siguiente.

Según le dijeron los médicos a Purkharam, la enfermedad la desarrolló a los 19 años. Desde entonces, el hombre, oriundo de India, pasa alrededor de 300 días al año en estado de ensueño y sin capacidad de reaccionar.

La familia de este desafortunado indio debe darle de comer, e incluso asearlo mientras él duerme profundamente
. Al principio de la enfermedad, Purkharam dormía 15 horas seguidas. En 2015, el hombre dormía no ya por horas, sino por días. Dormía entre 7 y 8 días seguidos, hasta que la enfermedad avanzó y ahora duerme casi un mes seguido.

Los familiares le dijeron al medio Republic Word que los tratamientos que Purkharam probó hasta la fecha, le generan efectos secundarios como cefaleas y cansancio.

El 15% de la población sufre insomnio crónico
Contrario a lo que le sucede a este ciudadano indio, muchas personas padecen de graves problemas de insomnio durante toda su vida y, a duras penas, pueden llegar a dormir sólo unas horas al día.

En ese sentido, el doctor Juan Facundo Nogueira, médico neumonólogo y especialista en Medicina del  Sueño del Hospital de Clínicas, hizo algunas consideraciones acerca de los problemas del sueño en la sociedad y recomendaciones para alcanzar un buen descanso.

El sueño de calidad es esencial para nuestra salud junto con una dieta equilibrada y el ejercicio regular. Las personas con un sueño profundo y sin interrupciones experimentan tasas más bajas de hipertensión arterial, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas.

“El sueño es un proceso natural, que se desencadena al disminuir la activación fisiológica, emocional y mental. La cantidad y calidad del sueño resultan esenciales para un correcto funcionamiento de nuestro organismo, sobre todo del cerebro”, comentó Nogueira.

Entre el 30 y el 50% de las personas sufren insomnio en algún momento de sus vidas y se estima que alrededor de un 10 a 15% padecen insomnio crónico, acompañados del estilo de vida de la sociedad moderna que ha determinado que en la actualidad las personas duerman aproximadamente 2 horas menos que hace 50 años.

La ausencia de sueño o el sueño insuficiente puede ocasionar estrés, ansiedad, menor rendimiento intelectual, pérdida de memoria y trastornos mentales como la depresión y abuso de sustancias. Asimismo, estudios científicos han descripto un aumento de la mortalidad entre los adultos que duermen menos de 7 horas. Es por ello que hay que reconocer la importancia de tener unos buenos hábitos para conciliar el sueño.

El insomnio puede manifestarse de diferentes maneras, tales como dificultad para dormirse cuando se acuesta, múltiples despertares en la noche con fragmentación del sueño y despertarse en el medio de la noche sin poder volver a dormir. /Crónica

Un hombre de 42 años, llamado Purkharam, en India tiene una extraña enfermedad que le provoca migrañas y sueños tan profundos que puede pasarse hasta 25 días seguidos durmiendo. Se trata de la la hipersomnia del eje HPA, una condición extremadamente inusual que no permite que las personas se desenvuelvan normalmente en sus vidas.

Purkharam vive en India y es dueño de una tienda en su pueblo natal, la cual sólo puede atender cinco días al mes, porque su enfermedad no lo deja estar más tiempo despierto. Lo más extraño que le sucedió por esta condición es el haberse quedado dormido mientras trabajaba y despertarse recién el mes siguiente.

Según le dijeron los médicos a Purkharam, la enfermedad la desarrolló a los 19 años. Desde entonces, el hombre, oriundo de India, pasa alrededor de 300 días al año en estado de ensueño y sin capacidad de reaccionar.

La familia de este desafortunado indio debe darle de comer, e incluso asearlo mientras él duerme profundamente
. Al principio de la enfermedad, Purkharam dormía 15 horas seguidas. En 2015, el hombre dormía no ya por horas, sino por días. Dormía entre 7 y 8 días seguidos, hasta que la enfermedad avanzó y ahora duerme casi un mes seguido.

Los familiares le dijeron al medio Republic Word que los tratamientos que Purkharam probó hasta la fecha, le generan efectos secundarios como cefaleas y cansancio.

El 15% de la población sufre insomnio crónico
Contrario a lo que le sucede a este ciudadano indio, muchas personas padecen de graves problemas de insomnio durante toda su vida y, a duras penas, pueden llegar a dormir sólo unas horas al día.

En ese sentido, el doctor Juan Facundo Nogueira, médico neumonólogo y especialista en Medicina del  Sueño del Hospital de Clínicas, hizo algunas consideraciones acerca de los problemas del sueño en la sociedad y recomendaciones para alcanzar un buen descanso.

El sueño de calidad es esencial para nuestra salud junto con una dieta equilibrada y el ejercicio regular. Las personas con un sueño profundo y sin interrupciones experimentan tasas más bajas de hipertensión arterial, diabetes, obesidad y otras enfermedades crónicas.

“El sueño es un proceso natural, que se desencadena al disminuir la activación fisiológica, emocional y mental. La cantidad y calidad del sueño resultan esenciales para un correcto funcionamiento de nuestro organismo, sobre todo del cerebro”, comentó Nogueira.

Entre el 30 y el 50% de las personas sufren insomnio en algún momento de sus vidas y se estima que alrededor de un 10 a 15% padecen insomnio crónico, acompañados del estilo de vida de la sociedad moderna que ha determinado que en la actualidad las personas duerman aproximadamente 2 horas menos que hace 50 años.

La ausencia de sueño o el sueño insuficiente puede ocasionar estrés, ansiedad, menor rendimiento intelectual, pérdida de memoria y trastornos mentales como la depresión y abuso de sustancias. Asimismo, estudios científicos han descripto un aumento de la mortalidad entre los adultos que duermen menos de 7 horas. Es por ello que hay que reconocer la importancia de tener unos buenos hábitos para conciliar el sueño.

El insomnio puede manifestarse de diferentes maneras, tales como dificultad para dormirse cuando se acuesta, múltiples despertares en la noche con fragmentación del sueño y despertarse en el medio de la noche sin poder volver a dormir. /Crónica


Compartir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.