Asegura que fue atacada por un molesto y agresivo fantasma que la siguió a su casa desde el trabajo

Leah Lewis tuvo que recurrir a los servicios de un médium para poder sacar el espíritu que la perseguía.

Leah Lewis vive en Staffordshire, Inglaterra, y afirma que sufre hace meses por una “actividad fantasmagórica” en el hogar que comparte con su madre.

No solo denuncia que el fantasma la atacó, lo que le provocó rasguños inexplicables en el muslo, sino que asegura que su experiencia la obligó a solicitar la ayuda de Ian Griffiths, un médium psíquico, para limpiar su casa embrujada y ayudar a la aparición para “pasar a otra dimensión”.
Lewis cree que el fantasma la “siguió” a su casa desde su trabajo y que la estuvo vigilando. La joven de 21 años asegura que lo había “visto” detrás de ella. Sus compañeros de trabajo especularon con que se trataba del fantasma de un hombre asesinado de la zona, y lo describieron como “agresivo”.

Además la mujer contó que los fenómenos sobrenaturales comenzaron pocas semanas después de que falleciera su abuelo.

Su madre, Colette, dijo: “Leah empezó a decir que podía ver y oír cosas que ninguno de nosotros podía. Recuerdo esa noche conduciendo a casa de mi madre. Me preguntó si veía a la niña parada en la carretera y yo estaba impresionada porque no veía a nadie”.

“Llegaba a casa del trabajo y me hablaba de la actividad que experimentaría. Ella se refería al ‘hombre de arriba’, decía que la seguía y se convirtió en nuestra peor pesadilla“, precisó Colette.

En una ocasión, Leah Lewis contó que pudo sentir a un hombre respirar suavemente sobre su cuello y que luego se encontró un rasguño en el muslo después de salir de la ducha. “No sentí nada en absoluto hasta que lo vi cuando me estaba secando”.

“Le dije a mi mamá y ella me sugirió contactar a Ian Griffiths. Lo habíamos pospuesto durante un tiempo, pero todo se precipitó cuando me agredieron físicamente“.

Más tarde esa noche, fue a la habitación de su madre para preguntarle qué estaba haciendo mientras buscaba algo en el armario, pero se sorprendió al descubrir a su madre en la cama, lejos del armario.

El encuentro con el fantasma

Una noche Leah escuchó ruidos y movimientos en el piso de arriba, y entonces vio a un hombre alto, calvo y delgado saliendo de un dormitorio.

“Cuando Ian vino a nuestra casa, pudo retratar y describir el dormitorio de mi hermano en detalle, sin siquiera había estado allí. Confirmó todo lo que habíamos experimentado y luego ‘pasó al hombre a la otra dimensión’”, dijo Lewis.

Por su parte Ian Griffiths le dijo a Staffordshire Live que tan pronto como se enteró del caso de Leah, se imaginó al hombre delgado y alto, deambulando por la casa y nunca antes había estado allí. “El espíritu masculino no parecía positivo. Tuve un sentimiento más negativo acerca de él”.

“A lo largo de los años trabajando como médium, he aprendido a eliminar los espíritus”.

“Una vez que me quito el espíritu, empiezo a bendecir a la persona que ha sido afectada y a bendecir el hogar. En cada habitación digo oraciones. Es posible que lleve un poco de tiempo recorrer la casa ya que algunos lugares pueden tener portales donde los espíritus pueden entrar y pasar como una puerta. Esta casa tenía dos portales donde los espíritus pueden entrar y salir”, dijo el especialista.

“Los sellé para que nada más entre a la casa”, finalizó. /TN

Compartir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *